Vivir en Santa Pola

¿Qué ver y qué hacer en Santa Pola?

¿Dónde está Santa Pola?

Santa Pola es una ciudad costera de Alicante (Comunidad Valenciana) en la zona conocida como Costa Blanca Sur, en el Levante español. Linda, tanto al norte como al sur, con la localidad de Elche, la tercera ciudad más importante de la Comunidad Valenciana en población.


Cuenta con cerca de 53 km2 en los que se hallan 13 kilómetros de litoral, con diversas playas y parajes naturales como Las Salinas y el Cabo de Santa Pola.


Se encuentra a tan solo 15 minutos del Aeropuerto Alicante-Elche, en El Altet y muy bien comunicada por la carretera N-332 y la Autovía A7 que une toda la Costa Mediterránea.

play

¿Por qué vivir en Santa Pola?

¿Por qué vivir en Santa Pola?

Sol todo el año

Vivir en Santa Pola es gozar de la vida junto al Mediterráneo de sol y playa.

Con una temperatura media de 26º en pleno verano y 14º en invierno, su clima mediterráneo y escasas lluvias hacen que se disfrute de días soleados prácticamente siempre.

Playas urbanas y parajes naturales

Disfruta tanto de sus playas urbanas, con paseos litorales junto a la ciudad, como de sus parajes naturales. Entre ellos cuentas con el Cabo de Santa Pola, donde contemplar sus vistas de vértigo desde el Mirador del Faro o el espectáculo natural de los flamencos rosas en sus Salinas.

Destino de playa, también vivo en invierno

Destino de playa, también vivo en invierno

Al tratarse de un destino turístico residencial, durante el verano tiene su mayor apogeo y sus más de 33 mil habitantes se multiplican con vecinos de localidades cercanas, grandes ciudades como Madrid o de origen internacional.


Sin embargo, Santa Pola es una ciudad para vivir todo el año pues durante el invierno continúa su actividad en el casco histórico dominado por su Castillo-Fortaleza, con servicios, comercios y restaurantes donde degustar su gastronomía basada en productos del mar.


Además, la oferta se amplía en sus centros comerciales y de ocio como el Polamax, que cuenta con salas de cine, el de Gran Alacant, a pocos kilómetros del centro, en la zona residencial del mismo nombre, o su parque de atracciones Pola Park.


Ven a vivir a Santa Pola si quieres disfrutar del mar en primera línea en una pequeña ciudad que ha sabido modernizarse sin perder su esencia como emplazamiento de pescadores.

¿Qué ver en Santa Pola?

Puerto de Santa Pola

El Puerto de Santa Pola está considerado como uno de los más importantes de España en la zona del Mediterráneo y se dedica principalmente a la pesca, la construcción de barcos con fines deportivos y el embarque de la sal, ya que se encuentra junto a las Salinas.

No te pierdas la subasta de pescado a la que se puede acceder gratis de 16:00 a 19:00 entre semana en La Lonja. En ella se vende todo el pescado y marisco fresco que llega cada día al puerto y que también podrás adquirir directamente en los puestos junto al puerto.

Además, podrás recorrer el paseo marítimo desde el que contemplar sus pequeñas y medianas embarcaciones mientras disfrutas de la gastronomía marinera en sus restaurantes, tomas algo en sus cafeterías o vas de compras.

Puerto de Santa Pola

Faro de Santa Pola

El Faro de Santa Pola se encuentra en el Cabo del mismo nombre, sobre la torre vigía llamada Ataloya, del siglo XVI. Gracias a su posición, en lo alto de un acantilado, podrás contemplar unas vistas panorámicas de toda la Bahía de Santa Pola, Alicante e incluso la isla de Tabarca.

Si tienes suerte y no hay nubosidad, se pueden ver incluso el Cabo Cervera y la Isla Grosa, hacia el sur y el Peñón de Ifach, ubicado en Calpe, en la zona este.

Este Cabo también es muy frecuentado por los aficionados al parapente por lo que al espectáculo natural también se une el de estos vuelos en paracaídas sobre la montaña.

Faro de Santa Pola

Playas urbanas de Santa Pola

MásMenos Información

En el núcleo urbano encuentras siete playas que cuentan con todos los servicios y arena fina y dorada, a las que se puede acceder caminando desde las calles de la ciudad. La playa del Tamarit, al sur, con bandera azul y bandera ecoplayas, tiene una longitud de más de 800 metros y una anchura de 98 m, y en ella verás el antiguo muelle salinero.

A continuación se encuentran Playa Lisa y Gran Playa, esta última accesible, que juntas superan los dos kilómetros de longitud y entre 30 y 55 m de ancho, cuyas aguas poco profundas las hacen ideales para ir con niños. También verás aficionados al Windsurf y otros deportes de vela, pues aquí está ubicado el Club Windsurf Área. 

En pleno centro dispones de la Playa de Levante, accesible, con WIFI y con bandera azul desde 1987. Recorre medio kilómetro entre el puerto y las Calas Santiago Bernabéu, también con bandera azul, una playa de arena fina de casi un kilómetro de longitud.

Siguiendo con las playas urbanas hacia el norte, encontramos la Playa Varadero y las Calas de Santa Pola del Este, ambas con bandera azul y todos los servicios.

Playas urbanas de Santa Pola

Playas naturales

MásMenos Información

En Santa Pola dispones además de diversas playas naturales algo más alejadas del entorno urbano. En la zona sur se encuentran la Playa La Gola y la playa virgen de El Pinet, junto al Parque Natural de las Salinas, ambas de arena fina a las que solo se puede acceder caminando.

Por otro lado, en la zona norte, y bajo el Cabo de Santa Pola, puedes darte un baño en las Calas de l’Aljub, ubicadas en una zona de alto valor paisajístico y medioambiental, el Bancal de l’Arena o las Calas del Cuartel, ideales para la práctica de snorkel y que también cuentan con la Caleta dels Gossets, la playa para perros de Santa Pola.

Finalmente, en el límite de la localidad y lindando con las playas de Elche, se encuentra la Playa de la Ermita, en la que, además de la pequeña capilla que le da el nombre, a pocos metros se halla la Cueva de las Arañas, con una pintura rupestre declarada Patrimonio de la Humanidad junto con el resto de las encontradas en el Arco Mediterráneo.

Playas naturales

Salinas de Santa Pola

MásMenos Información

Uno de los espectáculos naturales más interesantes de Santa Pola son sus humedales, declarados de importancia internacional.

El Parque Natural de las Salinas de Santa Pola se compone de diversas charcas que ocupan una superficie de 2,5 hectáreas y en las que se pueden contemplar los flamencos rosas y las cigüeñas alimentándose de los pequeños peces e invertebrados que las habitan.

Se pueden recorrer por diversos senderos y seguir las dos rutas habilitadas para tal fin, la Ruta Amarilla: el Pinet y la Ruta Roja, Playa del Tamarit, de fácil acceso y poca dificultad para realizar caminando.

Salinas de Santa Pola

¿Cómo llegar a Santa Pola?

1

Por carretera

Santa Pola está conectada con el resto de la costa por la carretera nacional N-332 y se encuentra muy cerca de la Autovía AP-7, que une a todas las ciudades del Mediterráneo.


2

En avión

Se encuentra a tan solo 15 minutos del Aeropuerto Internacional Alicante-Elche-Miguel Hernández, uno de los principales en España, desde donde llegan pasajeros de todo el país y cientos de ciudades extranjeras.

3

Por mar

La ciudad cuenta con un Puerto ubicado en pleno centro cuyos pantalanes se dividen entre la dársena pesquera y el Club Náutico, uno de los más importantes de la provincia, con amarres para 510 embarcaciones de hasta 15m de eslora. Además de la atracción de turismo náutico, en el Club se encuentran las Escuelas de Vela y Windsurf y se realiza el Campus de Verano con actividades de paddle surf, kayak o windsurf para niños y jóvenes.

4

En transporte público

A Santa Pola se accede por transporte público con el autobús, a cuya Estación de Autobuses llegan líneas de localidades cercanas como Alicante, Elche o el Aeropuerto, hasta destinos del norte del sur o norte de España.

Webs oficiales con más información
sobre Santa Pola:

Turismo de
Santa Pola

Ayuntamiento de
Santa Pola

¿Quieres más información?